Saltar a contenidos

Oficina Municipal de Turismo

Navegación

Menú principal

Paisaje Protegido Cuencas Mineras

Imagen de complemento
Ampliar imatge
MARCO GEOGRÁFICO
El paisaje Protegido de las Cuencas Mineras, declarado como tal el 14 de marzo de 2002, engloba las zonas altas de los concejos de: Mieres, Aller, Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio.
Componen este territorio las sierras de Navaliego y Urbiés (Mieres). Longalendo (Aller y Mieres); cuenca alta del valle del río Samuño (Langreo); zona alta del valle de Santa Bárbara (S.M.R.A) y las zonas altas de Villoria, Tolibia y Llorío en Laviana donde se ubica su cota más alta: Peña Mea, con 1557m de altitud.
El entorno mas inmediato al concejo de Mieres está ubicado en la cabecera del valle de Turón, situado en el reborde sur-sureste del municipio. El valle tiene una superficie aproximada de 50 kilómetros cuadrados. Mientras que el paisaje protegido alcanza en su totalidad los 100 kilómetros cuadrados.

Las zonas urbanizadas que abarca este territorio, se caracterizan por haber tenido una gran actividad industrial y minera. Por lo que ello conlleva, a un irremediable deterioro en su paisaje casi natural.
Por lo que a través de esta catalogación, se pretende mejorar y sobre todo conservar aquellos valores que pese a esa gran actividad han perdurado hasta nuestros días.

CARACTERÍSTICAS GEOMORFOLÓGICAS

El clima del territorio aquí tratado es Oceánico; es decir, un clima templado con abundantes precipitaciones a lo largo de todo el año. Aunque cabe señalar que por encima de los 800 m de altitud el clima varía un poco, estaríamos ante un tiempo mas fresco con unas temperaturas mas bajas.

En cuanto a la geología, este territorio se encuentra comprendido dentro de la Cuenca Carbonífera Central. Las pizarras, calizas y areniscas intercalan lechos de cuarcita, carbón y conglomerados.

La vegetación representativa son prados y pastos así como tierras de cultivo. Y su bosque caducifolio lo componen: robles, hayas, castaños y abedules. Siendo el roble y el castaño los protagonistas absolutos de este paisaje vegetal.
En el sotobosque aparece el acebo acompañado por numerosos ejemplares de avellano.

Las laderas arboladas proporcionan abrigo a las especies más diversas. Corzos y jabalíes destacan entre los grandes mamíferos, así como las aves rapaces que encuentran refugio en sus masas forestales.
De las diferentes especies de reptiles y anfibios catalogados en la región, más de la mitad, están representados en este territorio.


 

Imagen de complemento
Ampliar imatge